Hola! Soy Áurea y soy profe de brico y diy en Colmena Craft. 

Me ha pedido Ana (aka “La Dire”) que os enseñe un poquito de DIY por aquí. Sabemos que muchas sois novatillas y estáis que si sí que si no con el tema brico ¡y eso no puede ser! Tienes que tirarte a la piscina, porque una vez que le pillas el truquillo (y te aseguro que se pilla en cuanto decides remangarte) las opciones se multiplican y puedes empezar a crear casi todo lo que te imagines.

Hoy te traigo un tutorial que lleva un poquito de todo: madera, sierra, taladro y pintura. Verás que con estos ingredientes tan sencillos y económicos puedes crear una escalera decorativa. Yo la he tenido en el salón con mantitas, en la zona de trabajo con libros y materiales colgados y ahora en mi dormitorio, dónde voy dejando ropa ordenada.

Te dejo todo bien medido y preparado para que puedas crear una exactamente igual. Pero por supuesto, puedes cambiar las medidas para hacerla más alta o baja, más ancha o estrecha y de tus colores y estilo favorito.

Materiales:

Listón de madera de 18mm x 24mm.
Listones redondos de 18mm de diámetro.
 Pegamento de madera.
 Lija.
 Chalk paint.
 Cera.

Con la sierra de calar o la sierra de mano, corta dos listones cuadrados a 150cm de largo.

Corta también los listones redondos a 31cm, 32cm, 33cm, 34cm, 35cm y 36cm. De esta forma la escalera quedará más estrecha por arriba y más ancha por abajo. Pero si se te hace muy complicado y quieres simplificar, puedes cortar todos los escalones al mismo tamaño.

Lija todas las piezas para que no queden astillas.

Empezamos a agujerear los listones más largos, pero sin llegar a atravesarlos. Para esto utilizaremos una broca plana de 18mm y realizaremos una hendidura cada 25cm.

Pon un poco de cola de madera en cada agujero, sin rellenar demasiado. Verás que con un poco de cola es más que suficiente.

Coloca los escalones en uno de los lados presionando para que se mantengan en su sitio.

A continuación, coloca el otro lado. Será más sencillos si cuentas con un par de manos extra o si has realizado todos los escalones al mismo tamaño. Déjalo secar 24 horas para que el pegamento adquiera su máxima adherencia.

Y a realizar los acabados. En esta ocasión he escogido chalk paint blanco y anaranjado (me encanta esta combinación) y he ido creando un degradado. Diviértete con tus colores favoritos. Puedes pintarla de un solo color o crear degradados y motivos. Esto es completamente al gusto personal.

Una vez seca la pintura, toca protegerla. Aquí estamos usando unas manos de cera.

¡Y así ya tenemos lista nuestra escalera para utilizarla! Espero que esta idea te guste y te motive para empezar a darle caña al DIY.

¡Hasta la próxima!

¡Hola! ¡Qué bien tenerte por aquí! Te aviso que uso cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Más info

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar